domingo, 2 de octubre de 2011

Síndromes de Sensibilidad Central: 
en qué lugar nos deja la crisis.


Artículo de opinión


Por José Luis



La crisis, que nos atenaza fuertemente y que por doquier se ceba con todos y cada uno de los sectores de nuestra sociedad del bienestar, es ya una realidad  desgraciadamente aceptada. El paro, el recorte incesante de servicios que pensábamos básicos y consolidados,  nos resitúan en un contexto, en una década que algunos nunca conocieron, y que otros, no anhelábamos precisamente. 

La sanidad, en pié de guerra en Cataluña, se ve afectada por incesantes recortes en toda "la cadena de valor" que van desde el prescriptor de cabecera a la industria farmacéutica, desde las propias boticas a los servicios de urgencias, desde las listas de espera a las operaciones, desde los sueldos de médicos, enfermeras, y personal auxiliar...y que afectan y afectarán, sin lugar a duda, al paciente, y por supuesto como pacientes crónicos que somos nos solidarizamos, pero? y a nosotros, nos ha afectado, nos afectará y en qué manera?...

Es decir, me planteaba yo el otro día lo siguiente: si un enfermo, por ejemplo de SFC-EM va a notar diferencia alguna entre una lista de espera de 2-3 años a otra de 4-5 años, si va a notar diferencia alguna en los "NO proyectos de investigación de los SSC", si va a notar diferencia en los "NO ensayos en cualquier fase de cualquier NO medicamento" que busque digamos ni que sea un cierto alivio en todos nosotros????!!!!



Seamos realistas, estamos FUERA DEL SISTEMA SANITARIO y por tanto, en épocas de vacas gordas nos fué mal, y ahora, pues bueno, PEOR QUE MAL.

Quizás una buena receta para ahorrar en sanidad, sería equiparar el resto de patologías graves a la nuestra...cero investigación, cero medicamentos, cero al cuadrado...aunque preferimos no dar según que ideas....

No nos engañemos, somos los "parias", los sin derechos en absoluto, los olvidados de la mano de Dios y de la Sanidad (que es peor) ante un sistema que siempre nos fué adverso y que lo único que nos ha provocado ha sido indefensión y mucho, mucho sufrimiento.

Y ante tamaño melodrama, siguen existiendo aquellos "especialistas" que desde una postura preponderante claman vía libre para poder seguir un camino placentero y sin sobresaltos, en el que mantener su estatus y sus finanzas inalteradas, pese a la crisis y que a modo del clero en el medievo utilizan grandilocuentes palabras para resituarnos en el lugar que nos toca, el de la enfermedad, el del sufrimiento el de la sinrazón.

- "No juguemos a hacer de médicos!". "Aquí cada cual deberá ocupar el lugar que le toca....". "No hay consenso y nada está demostrado"...

Ja!!!! Conmigo que no cuenten...


Que nadie se engañe, no vamos a poder con todo ni siempre, somos personas enfermas y limitadas y por eso a veces no nos queda otra que levantar levemente el pié del acelerador pero, y creedme, cuando decimos algo lo cumplimos y por supuesto vamos a seguir trabajando en la línea que pensamos nos sacará tarde o temprano de ese fanguizal en el que tenemos las ruedas hundidas y plagadas de bastones y del que todos/as hace años -desde que enfermamos- pretendemos movernos aunque sea sin saber demasiado bien a dónde nos conducirá ese nuevo camino.

¿Te apuntas?

Un abrazo,
Jose Luis, con ánimos renovados!
De nuevo a la carga, aunque eso a algunos les incomode....

8 comentarios:

  1. De parte de la Lídia Monterde

    La verdad José L. es que a nosotros, como enfermos, de momento, la crisis no nos ha afectado demasiado. En tiempos prósperos : no proyectos, no ensayos, no medicamentos adecuados, no alivio, pagar de nuestros bolsillos analíticas y tratamientos varios para intentar mejorar... En cuanto llegó la flacura de las vacas:no proyectos, no ensayos, no medicamentos adecuados, no alivio, pagar de nuestros bolsillos analíticas y tratamientos varios para intentar mejorar. ¿Dónde está el cambio? Como bien dices hemos tenido que levantar el pie del acelerador, estamos enfermos y no nos queda otro remedio; más veces nos tocará hacerlo, pero seguiremos luchando por nuestra salud, no tiramos la toalla, por eso... sigo apuntada!!
    Lídia

    ResponderEliminar
  2. Pues claro q me apunto; nosotros seguiremos ahí!

    ...con nuestro 0 al cuadrado o con el 0 absoluto. Pero seguiremos, tenemos una responsabilidad y un compromiso.
    Esta reflexión me la hice yo el otro día -con menos claridad de léxico- jajaja; pero sí, cuando leí en vuestro Facebook lo del parón del tema virus...a nosotros las puertas se nos van a seguir cerrando, así q con más fuerza aún para derribar la puerta. Hay q coger impulso!!
    Dori Vílchez
    Un abrazo sin pupita.

    ResponderEliminar
  3. A seguir! porque nuestra salud sigue mermada y sobretodo para que no haya más casos nuevos que se podrían prevenir como está ocurriendo.
    Tienes mucha razón Lídia en tu reflexión.

    Felicidades por vuestro espíritu de lucha,

    Jordina

    ResponderEliminar
  4. Cierto es que lo que ahora mucha gente empieza a ver como alarmante e intolerable, nosotros lo venimos sufriendo desde hace años como si nada, lo cual demuestra una vez más lo fuertes que somos. Pero es una reflexión agridulce porque también demuestra, por desgracia, que llevamos años ignorados y maltratados.....Sólo la unión genera esperanza.

    ResponderEliminar
  5. Por supuesto que me apunto; es un carro del que ya no puedes bajarte pues la conciencia, las circunstancias y el conocimiento te empujan como el viento lo hace con un velero: siempre hacia adelante. Estoy de acuerdo con las observaciones de Jose Luis y Lidia; son dos formas de ver una misma realidad,una realidad que tiene múltiples caras y aspectos y que, aunque aparentemente pueden resultar opuestas o chocantes, no hacen más que testimoniar la complejidad de nuestra realidad. Cabría plantearse si en realidad la crisis existe como tal, o no es más que una de las tantas manifestaciones que denuncian, a nivel sociológico y cultural, que el mundo está mal. Al igual que nosotros, los invisibles, somos en cierta manera la punta del iceberg, vistos en el ámbito de la salud y el medio ambiente, de la podredumbre de nuestro mundo, la llamada "crisis economica, bancaria, idiotización política (y de nuestro políticos), ideolólogica, de la insaciabilidad de los ricos", o como queramos plantearla, no es más que otro síntoma que nos dice que la cosa no va bien; y no va bien, no desde ayer, sino desde hace mucho tiempo y, como somos invisibles, también nos toca seguir pagando los platos rotos.
    No obstante, y a pesar de todo ello, estamos donde estábamos, pero con lo positivo de que somos conscientes de nuestra situación y tenemos fuerza para seguir luchando por cambiarla, y eso, en tiempos de tanta carestía, puede ser mucho. Un saludo y abrazos para todos.
    José Antonio García

    ResponderEliminar
  6. No dudeís ni un momento que seguiremos ahí,para luchar por lo que es nuestro ,nuestra salud que es lo más importante ,por desgracia nada ni nadie nos la va a devolver , pero hay luchar hasta donde haga falta, por nosotros , por nuestras familias, y por todos nuestros compañeros de enfermedad,ya que nos lo deniegan todo,no nos queda otra razón que mirar hacia adelante y no dejarnos vencer.
    Ya somos muchos enfermos y cada dia más,solo por eso hay que seguir en la brecha y en la lucha por estas enfermedades que desafortunadamente con lasque nos toca compartir nuestra vida.
    Un abrazo suave.

    ResponderEliminar
  7. Eso no se pregunta ,estamos apuntados ,por supuesto

    ResponderEliminar
  8. CLARA VALVERDE DIJO:

    Creo que ahora que hay una creciente conciencia en la sociedad, una creciente indignación con los recortes y la privatización del sistema sanitario, nosotras, que vivimos con enfermedades permanentemente “privatizadas”, podemos encontrar aliados en el movimiento 15M. Muchos vecinos están tomando y ocupando sus centros de salud, los médicos están en huelga. Es buen momento para explicar nuestra situación. En cada barrio en cada pueblo hay una Asamblea. Busca la tuya en tomalaplaza.net y participa. Encontrarás a gente que quieren oír de nuestras injusticias y juntos podemos llegar más lejos, contra los recortes, contra la privatización y contra las injusticias particulares de los SSC.
    Abrazos a todos y todas los que seguís y los que os indignáis!
    Clara
    Liga SFC

    P.D. ¿Qué hay una lista de espera para las decapitaciones? Ja! Muchos de nuestros médicos “expertos” hace tiempo que perdieron su cabeza, su norte, y van por los cerros de Úbeda con sus terapias conductuales, sus grupos educativos, sus Lyricas, sus palmaditas en la espalda y sin estudiar inmunología.

    ResponderEliminar

Se ha producido un error en este gadget.