lunes, 30 de mayo de 2011

Los TRES INFIERNOS de los Sindromes de Sensibilidad Central

Los TRES INFIERNOS de los 
Síndromes de Sensibilidad Central



 Artículo de Opinión

Por José Antonio García



Hablar de SSC es hablar de tres infiernos, los que sufren los pacientes afectados por estas patologías; el infierno de la enfermedad en sí misma, el infierno social y sanitario fruto de la ignorancia y la incomprensión del mundo que les rodea, y por si fuera poco, un tercer infierno, el jurídico-institucional, fruto de la irracionalidad de nuestro sistema social y la insensibilidad de los gestores de la mal pretendida “sociedad del bienestar”.



            En este tercer infierno, a todas luces innecesario y evitable, el Estado, a través de organismos como la Inspección Medica y los EVI, ejerce una clara labor inquisitorial y persecutoria 



contra estos pacientes a los que de una manera  otra intenta recluir en el mundo del olvido cubriéndolos con el velo de la invisibilidad. De manera premeditada y sin ningún tipo de consideración ni escrúpulos se hace oídos sordos a la evidencia de la Realidad y la Ciencia.

            Un conjunto de leyes originadas en los  inicios de la dictadura, hoy caducas con respecto a la evolución social que ha impuesto la modernidad y la democracia, siguen vigentes y siguen siendo utilizadas por el Estado del Bienestar para mantener políticas inquisitoriales a todas luces injustificables.




 En este sentido, todavía se sigue culpando al enfermo de su propia enfermedad, de defraudar y actuar de manera ilícita para con la sociedad, a través de la reclamación de unos derechos legalmente reconocidos como las IT o la IP; se les responsabiliza del vacío de las arcas estatales con el fin de ocultar la mala gestión de los responsables políticos.  


Puedes seguir leyendo este excelente artículo aquí.





Baja y Alta Laboral, Fraude o Negligencia

11 comentarios:

  1. Totalmente cierto lo que escribes en tu artículo. Todo eso y más. Sin contar con la incomprensión por parte de personas que nos rodean, que creen que si no asistes a algún lugar, excusándote por no estar bien....no se lo crean y tampoco crean que algunas cosas no las puedas hacer...¿Cuándo? ¿Cuándo acabará ésto?....Parecemos personas muy sanas...pero el cómo nos sentimos por dentro, aguantando dolores, tomando medicación que no acaba de ayudar, con insomnio...con un agotamiento extremo difícil de creer por los demás....No buscamos la compasión...pero sí pedimos COMPRENSIÓN. Gracias por el trabajo que os habéis propuesto. Por fin..después de años...se abre una puerta a la Esperanza. Que se pueda demostrar científicamente, que es lo único que a los gobiernos les interesa. Gracias por ayudarnos, aunque sólo sea con la intención...ruego porque todo este trabajo salga bien y que alguna parte de la administración, nos apoye. Saludos con todo mi corazón a todo el equipo,

    ResponderEliminar
  2. Magda, quiero hacer una puntualización a tu mensaje:"Que se pueda demostrar científicamente es lo único que a los gobiernos NO les interesa" Y están luchando muy duro para que no se pueda demostrar.
    Si les interesara, hubieran hecho caso a los miles de artículos de investigación que encuentran causas biológicas, harían caso a lo que se dice en los congresos internacionales,a los hallazgos de Irsi-Caixa,invertirían en investigación eficaz,pondrían un poco de dedicación por aliviar a tantos que sufrimos cada minuto de nuestras vidas.Pero no,prefieren que sigamos sepultados, olvidados y que no causemos gasto en atención especializada,ni en medicación , análisis,ni en pensiones.
    Por eso es tan de agradecer que gente comprometida como ASSSEM les haga frente e intente rebatir tanta perversión,siendo personas formadas sanitariamente.Aunque siempre echaremos en falta que no existan médicos que se unan a denunciar esta dejación de funciones hacia nosotros,porque muchos ven nuestro padecimiento y pocos se enfrentan a los protocolos de atención totalmente perjudiciales que establecen las cúpulas sanitarias.

    ResponderEliminar
  3. Querría homenajear a todas las parejas de los afectados por estas enfermedades,como lo es José Antonio García, los cuales permanecen al lado de los enfermos,ayudándoles y defendiéndoles, frente a la incomprensión social y médica generalizada, y, a veces ,hasta familiar. Porque me imagino que ,en algún momento, habrán tenido tentaciones de dudar de su pareja, y, sin embargo, les han creido y están ahí, supliendo con su ayuda y fortaleza las limitaciones que tienen sus compañeros.
    No es fácil tener un proyecto de vida truncado por una enfermedad incomprendida y seguir al lado de la persona que la padece.

    ResponderEliminar
  4. Lo primero agradecer a José Antonio este fabuloso artículo, en el que se toca en detalle el infierno que supone acudir a los tribunales sin demasiadas garantías de nada. Inquisición en pleno siglo XXI?, y si no, al tiempo...

    Muchas gracias por tanto esfuerzo y un abrazo también a L.!

    Para Magda,

    como decía el poeta: "todo pasa y todo llega...", y creemos que también ha llegado el momento de dejar atrás tanta mentira, incomprensión y sufrimiento.

    Nos costará más o menos, nos descalificarán, nos ningunearán, y nos intentarán hacer sucumbir ante su status de privilegios médico- científico y político. Pero nunca, nunca más, nos harán desistir.

    En esas estamos...

    Anónimo,
    si es cierto, pero haremos que les interese y mucho porque vamos a tratar todo esto "con mucho cariño" para que esta vez no se nos escape. Sólo hay un secreto, pensar que el cambio, es posible y que ASSSEM lo único que expresa es el clamor ardiente de todos y cada uno de nosotros ante tanta mediocricidad.

    De hecho ASSSEM, sin todos/as vosotros/as, no es más que un juego de letras, reunidas con una cierta gracia...

    Un saludo a todos/as,
    JoseL

    ResponderEliminar
  5. Health-related quality of life in patients with chronic fatigue syndrome CBT GET.pdf

    Un gran trabajo de investigación del Clínico de Barcelona , que evidencia la inutilidad de la terapia cognitivo-conductual y el ejercicio progresivo y que incluso dice que puede ser perjudicial(como todos sabemos y denunciamos hace años)

    Curioso que algunos de sus autores sean firmantes del protocolo de la Generalitat sobre atenciòn al SFC en donde dicen justo lo contrario.¿En qué quedamos, pues?¿Les falsifican el nombre? ¿ O es que si se hace el trabajo en inglés creen que no nos enteramos?.Encima el trabajo ha sido subvencionado por la Generalitat, en parte.

    ResponderEliminar
  6. CLARA VALVERDE DIJO:
    Primero, felicidades a José ANtonio por decir tan bien lo que todos vivimos y pensamos. Sí, quieren hacer invisibles estas enfermedades y para eso tienen muchas estrategias. Pero nosotros las vemos y las ponemos en evidencia. Las denunciamos.

    Para Anónimo sobre el estudio del CLinic: sí, y esos profesionales siguen haciendo terapia cognitivo-conductual con los pacientes SFC. Y lo peor es cómo humillan a los pacientes diciéndoles que es su personalidad, etc. Estos abusos hay que denunciarlos CADA vez que ocurran.
    Claro, dicen que la TCC no funciona para la enfermedad pero si les sirve para intentar humillarnos y que nos quedemos calladas en nuestra esquina. Pues no, NO NOS CALLAMOS.
    Abrazos a todos,
    Clara

    ResponderEliminar
  7. Suscribo lo que ha comentado "Anónimo" sobre la valentía y el coraje de las parejas de enfermos pues perdí a una pareja muy querida debido a la enfermedad, cosa por la que no se le puede culpar. Y actualmente tengo a mi lado a otra gran persona que me está ayudando a afrontar ésta dura realidad, mérito que le reconozco y admiro. Respecto al sistema de las incapacidades, tengo reconocido un 33% de discapacidad que de poco me sirve y en cuyo diagnóstico se apunta "Trastorno Afectivo" y "Deficiencia digestiva", por no estar aún oficialmente diagnósticado y cuya revisión me toca en Octubre, a la cual espero acudir con nuevos informes en los que por fin se llame a la enfermedad por su nombre. No obstante soy consciente de que me retirarán dicho porcentaje o lo pretenderán seguir atribuyendo a trastornos psicológicos que no son causa sino consecuencia de lo que me pasa. Y ya me planteo la via judicial como única forma de obtener un reconocimiento digno. Los caminos de las administraciones y la desinformación son inexcrutables. Nunca pensé que me hayaría en el eje de éste huracan pero da fuerza saber que no estamos sólos y que a través de ésta web nuestra voz se propaga como la pólvora. Un abrazo y seguid así. En la unión reside la esperanza y la fuerza.

    ResponderEliminar
  8. Aner,

    si es cierto, algún día tendremos que rendir un gran homenaje a esas parejas que todavía nos aguantan y/o todavía nos quieren, un poqutín o a esas nuevas parejas, que nuestra enfermedad ha encontrado...

    ¿sólos? va!, hombre...

    Un abrazo,
    JL

    ResponderEliminar
  9. paqui granollers2 de junio de 2011, 9:29

    Perdonadme si tengo faltas o me despisto un poco, es que estoy muy cansada. Me he puesto gotas en los ojos para poder seguir leyendo, pero aún veo borroso.
    Yo llegaría un poco más lejos y diría que no solo niegan la veracidad de los informes de médicos especialistas y de cabecera. Es que ni siquiera se quedan con las pruebas que avalan esos informes, rechazan todo lo que llevas preparado , solo se quedan con cuatro papeles y luego al cabo de un mes y medio te dicen lo que les da la gana. Yo creo que ni se los leen.
    Y si hablamos del icam, (en Catalunya, no sé como se llama fuera de aquí), eso ya es de juzgado de guardia. Hacen 3/4 de lo mismo. se quedan con los informes que quieren.
    Informes donde dice que padeces SFC-III con muchísima patología asociada, FM-III,
    SQM-II, Síndrome de Meniere con inestabilidad crónica y vértigos. Y aquí es donde le sale la chispa mágica al evaluador-todopoderoso y te manda al psiquiatra y a hacer una prueba biomecánica. Pero no os creais que el evaluador-todopoderoso está solo, no, no, el cuenta con sus cómplices:
    Un psiquiatra tan agradable como traicionero. Al parecer como tengo un aspecto cuidado, soy plenamente consciente de la realidad y no estoy psicótica. soy apta para trabajar. Traduzco: como no voy llena manchas y no se me cae la baba pues me puedo ir a trabajar. Ah! ojo! que además soy muy simpática.
    La doctora que firmó la prueba biomecánica. Al parecer tengo la misma fuerza en las dos manos, no pierdo fuerza en al pisar, no se me fatigan los músculos y estoy totalmente funcional. Traduzco: Si es cierto tengo la misma fuerza en las dos manos, o sea ninguna. para caminar 5 minutos como ellos querían tarde 20'. Total que alguien que dice ser médico firmó una prueba que sabía que no estaba reflejando la realidad.
    Así que ya sabéis que el evaluador-todopoderoso no se encuetra solo en su loable cruzada contra los indeseables chupopteros de esta afligida sociedad que son los SSC. (Se me nota que estoy un poquito, pelín ná má molesta).
    Un saludito.

    ResponderEliminar
  10. paqui granollers2 de junio de 2011, 9:56

    Perdón, si ya digo yo que estoy espesa. Os he explicado todo eso para deciros que al final me dieron el alta por que solo padezco un trastorno distímico y fibromialgia con biomecánica normal.
    "De muestra un botón".

    ResponderEliminar
  11. garikoitz larrabide3 de junio de 2011, 1:10

    Hola Clara Valverde,
    Hace unos meses leí un interesantisimo artículo sobre el banco de(s)crédito español donde hablabas de unas reuniones sobre dependencia. ¿Hay alguna comisión ahora en Plaça Catalunya sobre derechos médicos y asistenciales o algo relacionado interesante para nosotros? Un saludo.

    ResponderEliminar

Se ha producido un error en este gadget.