Loading...

domingo, 20 de marzo de 2011

Un TSUNAMI llamado XMRV

Artículo de opinión 
Por José Luis

Hace exactamente 528 días, 23 h y 54 minutos que se publicaba en Science la relación entre un nuevo patógeno, el retrovirus XMRV y la estrecha vinculación con el SFC-EM.

Mucho ha llovido y la mayoría de los pacientes y familiares veíamos un motivo para la esperanza: una posible causa, posibles tratamientos, la curación.


En esos 528 días, 134 han sido los trabajos científicos publicados, algunos publicados casi de forma instantánea, en los que se dice que el XMRV, no existe, no existe "en mi territorio", se trata de un contaminante de ratón, se trata de una secuencia que corresponde a un genoma de ratón e incluso se trata de una recombinación de dos retrovirus endógenos y... lo que nos deparará la ciencia.

Nada o poco se ha publicado "a favor" sin olvidar el estudio de Lo/Alter publicado por las filtraciones periodísticas, el trabajo por ahora sin publicar del equipo de IrsiCaixa, la relación del 25 % de la Dr Singh en tejido de cáncer de mama o los recientes positivos que encuentran el XMRV en cáncer de próstata (17%).


Claro, quizás el error fué vincular algo, que pudiera explicar el origen y/o demostrar que los enfermos sometidos a un "Sindrome de Fatiga Perpertuo" (SFP) no están sanos.

Por supuesto, tampoco ha tenido un encaje adecuado, intentar además correlacionar la posible infecciosidad del XMRV a la población general a través de las transfusiones y/o la vía sexual, ni tampoco a la posible vía de infección que podrían ser las vacunas (no olvidemos que muchas de las vacunas contienen "restos" de secuencias de material genético de virus procedente de los animales laboratorio cuyas células son utilizadas para la obtención de las mismas, entre ellos roedores y macacos....)


134 trabajos para demostrar, salvo alguna excepción, que no se puede vincular el XMRV al "SFP" y ni una sóla, que hable de las consecuencias de la inmunodefiencia en la que nos encontramos, ni de la relación entre el cáncer y el SFC, ni entre el SFC y las infecciones oportunistas?!

Pero aquí, ¿qué es lo importante?. Demostrar que el XMRV no existe y dejar el SFC huerfano a merced de la TCC o buscar las verdaderas causas inmunoinfecciosas del SFP?!


Quizás, no tenga que pasar demasiado tiempo para que, aquellos que han hecho caso omiso de evidencias científicas y de forma consciente hayan aprovechado su poder para ocultar y/o evitar ahondar en aquellos resultados que podrían contribuir en un cambio radical en dicha patología, tengan que comparecer ante el Tribunal Internacional de la Haya para rendir cuentas...



Os recordamos que sigue abierta la convocatoria en relación al ESTUDIO de posibles marcadores inmuno-infecciosos en el SFC-EM y otras patologías relacionadas.

Un atento saludo,
Equipo ASSSEM


PD: no en vano, el resultado de nuestra encuesta de esta semana ha sido aclaparador: el 100 % de lo votantes han contestado que la comunidad científico no ha hecho todo lo posible para encontrar el XMRV...

2 comentarios:

  1. Este es un tiempo importante para que todos, pacientes, médicos y la sociedad, nos demos cuenta de la importancia y seriedad del SFC.
    Aún queda investigación a hacer sobre el XMRV, pero sabemos que la disfunción inmunológica de esta enfermedad es devastadora.
    No debemos dejar pasar este tsunami!
    Clara Valverde

    ResponderEliminar
  2. La negación obsesiva de la base orgánica del SFC, por parte de la comunidad científica oficial y de las autoridades sanitarias de casi todo el mundo, es el factor más claro que aparece indefectiblemente cada vez que algo se mueve. Hay que investigar pues, ese factor, ya que es el único que permanece constante. Y lo que oculta, revela. Nos están diciendo (mediante la negación obsesiva) que sí conocen las causas de la enfermedad pero no pueden reconocerlo. Probablemente porque deben temerse demandas millonarias y tal vez responsabilidades penales.
    Que se hayan hecho 134 estudios para demostrar que el XMRV, "no existe", es como gritar que saben de lo que se está hablando. Hay que ver quién ha financiado esos estudios (¿las farmacéuticas, quiza?)y tendremos una pista de a quién perjudicaría investigar el virus porque ello conduciría a la verdad que pretenden ocultar. Tal vez se adquiere a través de vacunas contaminadas accidentalmente, en ese caso el descrédito público sobre las compañías farmacéuticas responsables supondría pérdidas millonarias, caídas en bolsa, etc. Y no se lo pueden permitir, según su modo mercantilista de pensar. O tal vez, las vacunas estaban contaminadas de forma no-accidental: 1)porque conocían que el XMRV está implicado en el desarrollo de ciertos tipos de cáncer y eso les proporcionaría pacientes necesitados de costosos tratamientos; 2)porque se estaba probando la eficacia de un agente patógeno de laboratorio, con destino al arsenal de guerra biológica; 3)porque sea cual sea el origen del XMRV, lo conocen pero están planeando desarrolar alguna nueva vacuna, que aun no tienen a punto y planean "venderla" a los gobiernos, como por ej. la controvertida vacuna contra el virus del papiloma humano.
    Alguien puede pensar que esto es "ciencia-ficción" o que veo "muchas películas". En ese caso, aconsejaría "entretenerse" leyendo los miles de documentos del Insituto Internacional de Estudios sobre la Paz, de Estocolmo (entrar en el apartado "guerra biológica" del sitio oficial de esta prestigiosa institución sueca). Los intentos por crear artificialmente agentes patógenos contra el cual el sistema inmunitario humano no pudiese defenderse, empezaron desde la 2da. guerra mundial. Y se probaron secretamente sobre la población civil.
    Creo firmemente que en el caso del SFC (y otras enfermedades emergentes) estamos frente a un problema que va más allá de lo científico y entra en el tema de los DDHH. Es un problema demasiado grande para nuestros políticos locales, incluso aunque tuvieran las mejores intenciones. Habría que llevar el tema ante el Parlamento Europeo y es necesaria una comisión de investigación, no científica, sino política (por ejemplo, como la comisión que investigó sobre los vuelos secretos en España, con prisioneros trasladados ilegalmente a Guantánamo). Y luego necesitaríamos un juez de la talla de Garzón, para pedir responsabilidades por daños intencionados, negligencia, conspiración, incluso podría llegar a ser un delito de genocidio o de lesa humanidad. Y si a nuestro juez no lo dejan, ya habrá otros en la Unión Europea que lo harán. Lo primero sería contactar con parlamentarios europeos conocidos por su compromiso con los DDHH, que investiguen el tema oficialmente, que emitan un documento y a partir de ahí se abrirían muchas puertas. Más gente de la que imaginamos apoyaría una investigación en esta vía. Gracias a ASSSEM por ofrecer este espacio de encuentro e intercambio de
    ideas.
    Eugenia

    ResponderEliminar

Fish