domingo, 1 de enero de 2012

Nuestros DESEOS para el 2012


Nuestros DESEOS para el 2012.


Por Robert Cabré

Como es tradicional, en estas fechas se llena el espacio de deseos. Deseos calificados como buenos deseos, por la gente de buena fe.
Por ello quiero hacer público mi deseo para el próximo año 2012, en el que se augura un importante cambio en el entorno social, según el calendario Maya.
Deseo que los médicos españoles reticentes ante estas enfermedades de SSC, abran su mente a estas enfermedades como lo que son, enfermedades bioquímicas y de una vez por todas dejen aparcado el criterio de enfermedades psicógenas, entendiendo que tras cuarenta largos años de intentarlo, aún no han podido constatar evidencias clínicas de este hecho, desperdiciando esfuerzos y recursos que pudieran dar una orientación más coherente.
Que de una vez por todas, estos pocos profesionales que sustentan aéreas fácticas sobre los SSC, entiendan que la época de la inquisición hace años que ya ha pasado y que las enfermedades infecciosas no son obra del “maligno” como se decía en aquellos años de ignorancia e intereses obscuros.

Que los profesionales en la salud podamos unir fuerzas para la investigación hacia los nuevos horizontes descubiertos donde la inmunología, el medio ambiente, la industria química, nutricional y tecnológica tienen mucho que ver con estas enfermedades de SSC y no nos hagan perder tiempo en neutralizar acciones interesadas en beneficios obscuros y perversos como los denunciados últimamente por los propios afectados y asociaciones.

Que los especialistas actuales, tras el reconocimiento de sus limitaciones ya demostradas, favorezcan los avances en la investigación de los SSC, mediante equipos multidisciplinarios como inmunólogos, especialistas en enfermedades infecciosas, bioquímicos, biólogos, físicos,… etc. para qué puedan estudiar estas enfermedades desde otras perspectivas más allá de las revisiones clínicas que realizan mediante estadísticas.
Que no cese la información y formación sobre estas enfermedades, a todos los niveles sociales, ya han dejado de ser invisibles.
Que los recortes económicos dejen de ser una excusa para favorecer los intereses de asistencia sanitaria privada.
Pese a ser consciente de que es un sueño políticamente imposible de obtener, no dejo de plantearlo y de expresarlo.

Os deseamos un feliz y nutritivo año 2012


Robert Cabré
Vicepresidente ASSSEM.org
vicepresidencia@asssem.org

4 comentarios:

  1. Si Robert y amigos y amigas,

    estamos convencidos que el 2012 va a ser el año!
    El año de iniciar cambios, el año empezar a ver blanco sobre negro lo que tanto tiempo se nos ha negado, el año de las evidencias, el año de dejar de escuchar "no se puede", el año de saber qué nos pasa.

    Cómo habréis podido saber, el 28 de Diciembre, día de los Inocentes, sabíamos que el estudio "Lipkin" seguía adelante, y la buena noticia, que la Dra Mikovits sigue incluida entre los 11 investigadores que todavía no han tirado la toalla...

    Nosotros, esperando a daros buenas noticias sobre el estudio de biomarcadores, que "está al caer".

    Por lo demás, a ver si pasan estas fiestas y nos "metemos en faena" de verdad.

    Feliz año y a seguir luchando,

    JoseL

    ResponderEliminar
  2. Moltíssimes gràcies, Robert per aquesta clara síntesis del que hauria de ser el 2012 per no sols els afectats sinó la societat sencera.

    un molt bon any a tu i a tot l'equip ASSSEM.

    Genoveva Seydoux

    ResponderEliminar
  3. Grandes deseos que, paradójicamente, deberían ser derechos. Creo que conseguiréis, con tiempo, todo lo que os propongais. Viendo lo que habeis hecho en 1 año, en 2 seguro que la evolución es mucho más positiva.

    Además, como bien dice Robert, el 2012 se augura como un cambio de conciencia global, algo muy necesario sobre todo en las SCC.

    Saludos y feliz año nuevo!

    ResponderEliminar
  4. Hola a todos y feliz año!!!
    Pues sí!! yo también creo que este 2012 va a ser un año transcendental, aunque de muchísimo trabajo reivindicativo para los afectados de SSC, pues el 2011 nos ha dejado los instrumentos que necesitábamos para dejar de picar piedra con palillos. No basta con tener razón, hay que demostrar que se tiene razón; y para demostrarlo ahora tenemos los estudios que evidencian alternaciones inmunológicas en la EM; un fármaco que, en fase experimental, ha resultado ser eficaz en el tratamiento de la EM; los nuevos criterios internacionales de diagnóstico de la EM, con los que corregir el despropósito de otros criterios (Reeves) diseñados intencionadamente para convertir las SSC en un cajón de sastre y diluir su verdadera naturaleza y gravedad; el reconocimiento público por parte de un gobierno, el noruego, del error asistencial que denunciamos, así como sus disculpas a los afectados; ese equipo de investigadores que apunta José Luis que, pese a sufrir fuertes presiones por otros intereses, han decidido no tirar la toalla; el reconocimiento "oficial" del SQM... en definitiva, se ha abierto un nuevo marco para posicionar las SSC en el lugar que le corresponde a nivel asistencial, jurídico y social, pero ese posicionamiento vamos a tener que trabajarlo y duro, porque los intereses que han desencadenado todo este error histórico siguen estando ahí, haciendo presión.
    Y ahora un "mensaje de año nuevo" de los afectados que quieran suscribirlo a todos esos que se han aprovechado de este error para su enriquecimiento personal: SE OS HA ACABADO LA IMPUNIDAD. Vamos a estar encima de todo lo que se salga de este nuevo marco sobre la realidad de las SSC y "huela" a corrupción. No vamos a permitir a todos esos que se saltan la ética profesional que sigan aprovechándose y alimentando el desconcierto sobre las SSC para llenarse los bolsillos a costa de perpetuar el abuso y la vulneración de derechos sobre los afectados. A todos esos "profesionales" que desde todos los ámbitos han utilizado el pedestal de sus cargos, títulos profesionales y prestigio -inmerecido- para aprovecharse de forma ilegítima de esta confusión y han abusado de estos enfermos para defender única y exclusivamente intereses económicos, que sepan que a los ojos de los afectados se han caído ya de sus pedestales de poder y hoy, nuestra voz, vale más que la de cualquiera de ellos.

    Un abrazo
    Paula

    ResponderEliminar

Se ha producido un error en este gadget.